En nuestra comuna existen varias grutas o ermitas que simbolizan la religiosidad y fe de los feligreses. La mayoría las han construido los propios vecinos y vecinas, quienes también se encargan de hermosearlas y mantenerlas limpias. A continuación el detalle de esta ruta.

SECTOR URBANO DE PICHILEMU

ERMITA SANTA TERESITA DE LOS ANDES

Se construyó luego de gestiones conjuntas entre la comunidad y la iglesia. En 1993 se puso la primera piedra y en 1994 se entregó a la comunidad con la imagen de la virgen esculpida por el sacerdote marista, José Antonio Muguerza. El lugar es clave en la historia de Pichilemu, ya que allí se han celebrado bautizos, liturgias, Navidades y varios otros rituales que han configurado la identidad local. Hoy en día su cuidado y mantención está a cargo de María Luisa Urzúa González.

GRUTA EL PARQUE, ALEDAÑA AL PARQUE ROSS

Fue descubierta a raíz de una excavación que se realizó para construir las escalinatas, a un costado del Parque Ross, junto a restos indígenas promaucaes. Hay muchas leyendas en torno al lugar; se dice, por ejemplo, que conectaba al casino y que Agustín Ross lo utilizaba como pasadizo. Se presume que fue la Congregación de la Preciosa Sangre la que instaló la imagen de la virgen que allí se erige. Hoy se encuentra abierta al público y en sus paredes se pueden apreciar muchas placas y recuerdos en agradecimiento por favores concedidos.

ERMITA SAN ANDRÉS, VILLA ESPERANZA, CÁHUIL

Construida en 2008 por iniciativa del vecino Alfonso Silva, a raíz de su promesa a San Andrés para que intercediera en el restablecimiento de la salud de sus dos nietos. Cada año allí se realiza el Mes de María, siendo un espacio que convoca a los vecinos del sector.

SECTOR RURAL DE PICHILEMU

VIRGEN DE LOURDES, SECTOR LOS PEJERREYES DE BARRANCAS  

Como muestra de su devoción a la Virgen de La Purísima, el vecino Carlos Lizana construyó este espacio en 2019. Es un lugar abierto a la comunidad y a los turistas que deseen visitarla.

GRUTA LAS SALINAS, LA VILLA

Allí existen tres imágenes que fueron instaladas en diferentes épocas. La más antigua, que data desde los años setenta, es la de San Pancracio, santo de los salineros de La Villa. Las otras imágenes corresponden a San Sebastián y Santa Rosa. Hoy en día es muy visitado por turistas y vecinos.

VIRGEN DEL CARMEN, ALTO RAMÍREZ

Cuenta la leyenda que por ese lugar transitaba el diablo, debido a que un vecino, dueño de la cantina del sector, tenía un “pacto” con él. Con el fin de exorcizarlo Don Eliazer González, dueño del terreno, construyó esta gruta en honor a la Virgen del Carmen. En la actualidad es visitada especialmente por vecinos de Alto Ramírez, quienes se acercan a encenderle velas y dejarle flores frescas.

SAN ANDRÉS, NUEVO ALTO RAMÍREZ

Construida hace aproximadamente 4 años por Don José Catalán, vecino del sector de Ciruelos, muy devoto de San Andrés, como agradecimiento a un favor concedido por el santo.  Actualmente es visitada por vecinos del sector y abierta al público.

VIRGEN DE LA MERCED, ESPINILLO

Construida por Rita Catalán Lizana, vecina de Pichilemu, en el lugar donde hace 30 años peregrinaban los misioneros católicos que llegaban en el verano, como el actual párroco de la comuna, Padre Claudio Fuenzalida quien en ese tiempo era estudiante. Al finalizar las misiones, las comunidades de Alto Ramírez y Espinillo peregrinaban con la virgen en cabrita hasta este lugar, convertido hoy en espacio de oración.

 

There are no comments yet.

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked (*).

Abierto